Explore Resources banner image

Entendiendo la Parálisis Cerebral

Más de 500,000 estadounidenses tienen parálisis cerebral. Tres mil personas nacen con esta condición cada año, y aproximadamente otros 500 adquieren la parálisis cerebral temprano en su infancia.

La parálisis cerebral es una enfermedad, pero sí una condición causada por daño a ciertas partes del cerebro que controlan la coordinación de los músculos, el balance, y otros movimientos por voluntad propia. Comúnmente, ocurre un daño o lesion en el cerebro en el desarrollo de un feto o un recién nacido. Las medidas de prevención son cada vez más posibles, e incluye el asegurar el bienestar de las madres antes de dar a luz, tratamiento prenatal adecuado y el proteger a los bebés de accidentes y lesiones.

Los individuos que padecen de paralysis cerebral pueden quedar afectados de distintas maneras. La tensión en los músculos o espasmos musculares, los movimientos involuntarios y dificultad al trabajar son efectos comunes. Algunos individuos pueden experimentar sensaciones y percepciones anormales como la vista, o impedimentos en la audición o el habla; ataques y retardación mental. Entre otros problemas relacionados con la enfermedad se incluyen la dificultad en comer, con la vejiga, y el control en la evacuación, dificultad al respirar por la mala postura, trastornos en la piel por llagas y problemas en el aprendizaje.

Los bebés en la categoría de alto riesgo para padecer la enfermedad pueden estar tensos, irritables, pueden tener dificultad al comer y demorarse en desarrollar el control muscular. La identificación temprana es importante. Con el respaldo y el cuidado de padres y con la ayuda de profesionales los niños con parálisis cerebral pueden participar en sus escuelas y sus comunidades.

Hay que entender que:

  • La parálisis cerebral no es transferible o progresiva. Con la excepción de un tipo muy raro, la parálisis cerebral no es hereditaria.
  • A pesar de que la parálisis cerebral no tiene cura, la supervisión profesional de un médico, la terapia apropiada y el adiestramiento adecuado pueden controlar muchos de sus efectos.

Causas

Sucesos prenatales:

  • Incompatibilidad en la sangre entre la madre y el niño con relación al tipo A-B-O o el Rh
  • Poca salud, mala dieta, el fumar, el consumer alcohol excesivamente o las infecciones causadas por virus, como por ejemplo, el sarampión
  • Cuidado prenatal limitado
  • Exposición a material tóxico como por el ejemplo, el plomo
  • Deformaciones del cerebro
  • Complicaciones padecidas por el parto de más de una criatura

La falta de suficiente oxígeno o flujo de sangre en el cerebro del feto o del bebé recién nacido, lo cual puede ser causada por:

  • Un nacimiento prematuro
  • Separación prematura de la placenta
  • Una posición extraña del bebé
  • Dolores de parto instantáneos o prolongados
  • Interferencia del cordón umbilical
  • Ictericia que no ha sido tratada en un bebé recién nacido
  • Microorganismos que atacan el sistema nervioso central de un recién nacido

Golpes o lesiones en la cabeza causando daño al cerebro en los recién nacido y niños pequeños son comúnmente el resultado de:

  • Trauma (incluyendo caídas)
  • Accidentes automovilísticos o de natación
  • Abuso doméstico del niño
  • Acceso a productos químicos en el hogar
  • Envenenamiento por medio de plomo
  • Infecciones de virus

No es siempre posible determinar las causas de la parálisis cerebral. En más del 30 por ciento de los niños, no se pudo identificar factores de alto riesgo relacionados a la enfermedad.

Control del padecimiento

El control de la parálisis cerebral envuelve generalmente todos los aspectos del desarrollo y crecimiento físico, mental, social y emocional. Servicios que contribuyen al control de la condición se incluyen: la educación especial, consejería, adiestramiento vocacional y empleo, actividades recreativas, arreglos para vivir independientemente, transporte, y otros servicios de asistencia.

Específicamente el tratamiento y control de la parálisis cerebral puede incluir:

  • Detección temprana y tratamiento
  • Supervisión constante del médico
  • Servicios terapéuticos y de rehabilitación
  • Terapia del habla y el lenguaje, terapia ocupacional y física
  • Cirugía ortopédica y neurológica
  • Recetas de medicinas
  • El uso de nueva tecnología para asistir al paciente
  • El uso de equipo especial y equipo adaptado
  • Servicios de asistencia a la familia technologies

Easterseals opera con una red de clínicas dedicadas a ofrecer tratamientos e intervenciones de la más alta calidad a individuos con trastornos espásticos (espasmódicos).

Para recibir ayuda e información

Easterseals
233 South Wacker Drive, Suite 2400
Chicago, IL 60606
800.221.6827 or 312.726.6200 phone
312.726.4258 tty

National Information Center for Children and Youth with Disabilities (NICHCY)
PO Box 1492
Washington, DC 20013
800.695.0285 voice/tty

National Institute of Neurological Disorders and Stroke
PO Box 5801
Bethesda,Easter Seals Serving DC | MD | VA20824
301.496.5751 phone

United Cerebral Palsy Associations
1660 L Street, NW, Suite 700
Washington, DC 20036-5602
800. 872.5827 or 202.776.0406 phone
202.973.7197 tty

Health Resources and Services Administration
U. S. Department of Health and Human Services
Maternal and Child Health Bureau
Parklawn Building, Room 18-05
5600 Fishers Lane
Rockville,Easter Seals Serving DC | MD | VA20857
301.443.2350 phone

Powered by Blackbaud
nonprofit software